sexta-feira, dezembro 30, 2005

Para cerrar con broche de oro

Hay gente que a veces me hace llorar. Y siempre termino pensando que esa gente no vale la pena.

Ilusiones que no nacen

Estaba muy contenta porque vi una carta en el árbol de navidad. Una carta llena de rayones y de bolitas. Pensé que era la carta en la que mi sobrina le pedía cosas a los reyes. Cuando yo era niña (uuuuuuuuuuu) ponía la carta en mi zapato, además la llenaba de dibujitos. Era toda una obra de arte. Esta niña a pesar de su altura aún no sabe escribir.

Estuve emocionadísima ese día pensando en lo que habría pedido mi sobrina. En la noche me enteré de lo que intentaba decir esa carta. Toda la ilusión se fue. Mi niña había firmado esa carta diciendo que no quería nada de reyes, que prefería que sus abuelitos y su mamá le dieran los juguetes que ella quería en ese momento. Y claro, fue porque la niña vió juguetes en la casa y quiso de todos, su mamá le dijo que se los pidiera a los reyes y ella no quiso esperar. Así surgió la carta. Como es tan necia, decidió que quiere los jueguetes en este momento y nada de reyes. No le importan. Ahora si le digo que a ella no le van a traer juguetes los reyes magos me cambia el tema. No hace ni un comentario al respecto.

Quiero seguir pensando que hay niños que, aunque no crean que los reyes magos existen en realidad, esperen con alegría ese día para recibir juguetes.

Yo mientras voy terminando este año que en realidad me gustó mucho. Tuvo de todo... y a ver qué me traen los reyes magos!!!!

FELIZ AÑO NUEVO A TODAS LAS PERSONAS QUE PASEN POR AQUÍ

terça-feira, dezembro 27, 2005

Cierta incetidumbre

Hasta ayer todo era incertidumbre. Hoy las cosas van pintando medio mal para el fin de año. Cambio de horario que no me gusta tanto, pero como dije, puede traer buenas cosas. Esto promete ser temporal ¿será? Trabajar el 1º de Enero, ¿se ha visto alguna vez eso??? Bueno, bueno, después de todo, esos planes que estaba haciendo eran demasiado buenos para ser verdad. Creo que no se cumplirían. Soñar no cuesta nada.

Qué días tan atareados. Creo que el día 5 que sería día de descanso para mí ya lo apartó mi mamá (sin mi consentimiento) así que ya hay planes. Hoy fui con la Moni a chacharear. Cuánta gente!!! Ayer fui con mi hermana. Mañana... mañana... ¿qué habrá en el cine? Tal vez vaya, tal vez no.

¿Alguien se ha aparecido por aquí? Ya todos andan de vacaciones :(

sábado, dezembro 24, 2005

Noche buena!!!

Primeros minutos del día de Navidad. Todavía me da risa. Seguro mañana también me dará. Me acordé de esa película "como agua para chocolate" donde todos se enferman de la panza y comienzan a vomitar. Jajajajaja. Esa Anahí, después de todo fue la sensación de la noche.

Ana como siempre, con sus berrinches y al final terminó comiendo. Cristina con su berrinche. Es la primera Nochebuena que la chiquis cena con nosotros. El pavo como siempre... (mejor ni digo que lo hice yo ni cómo estaba jejejeje) Mi papá terminó dormido.

Ah, qué día medio loco, pero hoy me puedo desvelar, porque los explotadores me dieron el gran regalo de descansar... sí, cómo no, pero bueno, el lunes una nueva etapa. Mañana me levantaré TAAAAAAAAAAAAAAAAAARDE!!!!!!!!!!!!

sexta-feira, dezembro 23, 2005

Fiestas

Ya hoy es 23 de Diciembre de 2005 (sé que no lo habían notado) y es el año en el que menos me he dado cuenta de que será navidad. Es cierto que hace tiempo que dejé de pensar en esta fecha como algo SUMAMENTE importante, pero no tanto como ahora. Lo bueno que puedo sacar de esto es que se den cuenta de que si no ayudo en casa no pasa nada malo, que tengo cosas que hacer además de estar ahí siempre y a toda hora.
Ah, en el post pasado olvidé decir que algo bueno también era haber leído un mensaje de mi amigo Nuno ;).
Después de varios comentarios del tipo "bueno, es que tú que no festejas... es que para los demás... sí, tu no lo piensas así, pero...." y de ver algunos melodramas (sólo algunos porque no he tenido mucho tiempo para ver la tele) como los que me gustan. Hasta ayer estaba convencida de que uno mismo se crea la celebración. Hoy ya lo estoy dudando. Mañana a ver qué pasa.
Sobre lo que ha pasado este año... ya escribiré después.
Para los que festejan: FELIZ NAVIDAD
Para los que no festejan: FELIZ DIA (cada día... al final son las personas con mayor ventaja, festejan cada día).

Tierra mojada

Me pidió la señora esta que pensara en lo bueno del día ¿y qué puede tener de bueno un mugroso día como el de hoy?

¿Qué, después de soportar una mugrosa plática con ese tipo que todo lo sabe y todo lo puede?
¿Qué, después de escuchar los avisos de gente explotadora?
¿Qué, después de saber que no se soporta una crítica y que mi hermana se va de inmediato de la casa porque que le digo que eso está mal y ella se pone en actitud de "no me digas nada que te estoy haciendo un favor" mientras que no es así?
¿Qué, después de que mi apá ya está tomando la costumbre de achacarme a mí sus malestares?

Pues nada.

¿Qué hubo de bueno el día de hoy después de escuchar a una chamaca hacer berrinche?

Creo que lo bueno fue oler la tierra mojada cuando caminaba por la tarde para ir a ver a mi mamá, ver los anillos cuando fui a acompañar a la Nanis. Regresar abrazada de Christian camino a casa. Ver la risa de Xime cuando le hago cosquillas.

Es necesario repasarlo para quitarme mis "malos pensamientos".

segunda-feira, dezembro 19, 2005

Omnipresente

No estuve unos días por aquí, no por no querer, no por no poder, sino porque estaba bien y no quería enfrentarme a estar aquí sin quien compartir algo. Dan ganas de no estar, pero haré caso de lo que me dijo aquella señora del gorrito la semana pasada: el chiste es estar bien aún cuando no estés ocupada. Así que, aunque no haya nadie deberé sentirme bien.

Falta mucho para eso...

HiELo

A las 7:15 horas de este domingo no había nada más que un frío que quemaba en la piel, un jovencito todavía borracho que regresaba a casa, música de la fiesta del sábado y mucha gente que viajaba desde hacía más tiempo que yo. Sábrá dios de dónde venían.

quarta-feira, dezembro 14, 2005

Lunas, estrellas, planetas


El sábado, el sábado.

El sábado fuí a casa de Itzel. Antes fuí a Coyoacán. Están arreglando la iglesia, seguro quieren que quede tan bonita por afuera como lo es por dentro. En Coyoacán vi al malabarista que me encanta (jejejeje) y estuve ahí hasta irme a casa de Itzel. Planeaba estar sólo un ratito, pero aprovechando que andaba por ahí Ieny y que llevaba chofer y pasarían forzosamente por mi casa para llegar a su destino, me quedé más tiempo. No estuvo Héctor :( pena, pena. Me preocupé un poco por lo que me dijeron de él, lo que quiero es que esté contento y no creo que lo esté del todo... no quiero que pierda eso que había ganado con tanto esfuerzo (qué manía la mía de preocuparme por personas que si bien saben que existo, no saben que me importan, y Héctor es una persona especial, seguramente es un buen amigo) Quienes estuvieron fueron unas amigas nuevas de Itzel, amables, por eso son sus amigas. Su familia, que yo no conocía, muy amable, claro, siempre en ese ambiente "in". También estuvo Montse y ni hablar, todo se tornó medio raro, las conversaciones no fueron tan intelectuales ni científica como solían ser (creo que no hablaron de la glucólisis, como solían hacerlo en las combis :s ). Se volvió todo recuerdo. Yo pensé que algún día estuve en ese ambiente y lo extraño, sé que no me gusta el ambiente en donde estoy, pero ni modo, no sé si aceptaría dar todo lo que exige un científico. Al final a todos les ha ido bien, no creo que nadie esté realmente traumado (nisiquiera yo)

Cuando regresé a casa era como media noche. Ni recuerdo. Fue entonces cuando pensé en que yo era como un planeta, oscuro, sin luz propia y que no podía reflejar la luz de las estrellas que me rodean, porque me gusta rodearme de estrellas, eso es muy cierto, aunque yo sea planeta. Entonces una luz iluminó mi cara y no podía dormir. Justo por una abertura de la cortina de la ventana se metía una luz. La luz de la luna que se colaba por encima del domo del pasillo. Y llegaba a mis ojos. No sé cuánto tardé en dormirme. Tal vez sea luna, pero no creo, ella inspira muchas cosas. Yo no, sólo sé que a veces reflejo la luz de los que me rodean (que son estrellas) y sé que me gusta estar ahí. Por eso extrañé a mis compañeros de la fac.

Más sabe el diablo por viejo...

A veces olvido qué cosas no debo de hacer, sin embargo, siempre pasa lo mismo y recuerdo que es mejor evitar ciertas situaciones. Lo que pude recordar ayer fue: no pedirle a nada a nadie. ¿Que cómo estuvo eso?

Bien, en cuestión de amistades, de ayuda y esas cosas, yo soy muy mala para pedir ayuda o compañía, pero buena para ayudar cuando alguien lo necesita. Aunque últimamente no estado tan contenta, he estado tranquila, asimilando la pérdida de ciertas amistades cibernéticas. Ayer, en una conversación se me hizo muy fácil pedir algo a una persona cibernética y la respuesta implícita, no tácita, fue no. Y ahí está todo ¿para qué arriesgarse a pedir cosas que no se obtendrán? Mejor ni hacer el esfuerzo. Lo malo es que esa persona me hizo sentir mal y seguir con mis pensamientos medio destructivos, que realmente no son sino la realidad misma. Miles de personas merecen que les llamen, o que las visiten. Yo no estoy entre esas personas.

Seguiré con mis reglas y no pediré nada más, mucho menos rogaré algo.

sexta-feira, dezembro 09, 2005

Van y vienen.

He estado mucho tiempo en línea (línea curva, ya lo sé y sigo así... pero me refiero a "on line" en la red, pues) Durante este tiempo he conocido a muchas personas, personas que no están ahora, no me refiero sólo a que ya no converso con ellas, sino a que tengo sólo a uno de mis contactos en línea. Es noche de viernes. Lo sé.


Estuve leyendo una entrevista a un señor al que le preguntaban cuándo había sido la ultima vez que había permanecido en casa un fin de semana. Su respuesta fue que cuando tenía 12 años y porque estaba enfermo. Yo casi no salgo de mi casa, al menos que sea muy necesario, como que haya una buena película para ver, que tenga que trabajar o ir a la school y eso pocas veces pasa en fin de semana. En mi casa se trabaja los domingos. Eso está establecido así que estoy acostumbrada.


Lo malo es cuando me doy cuenta de que nadie entra en fin de semana, bueno y últimamente me he encotrado a poca gente por aquí incluso entre semana. Después de tanta vuelta llego al punto que quería tocar. Que me vuelvo a quedar sola de contactos, de amigos virtuales, inclusive. Si los "amigos" reales hace tiempo que no los frecuento, que en realidad no sé conservar amistades, los virtuales no se quedan atrás, la gente se aburre de mis cosas y se va. Cada vez me duele menos pensar en eso. Cada vez entro en más problemas con la gente. Pero antes había más gente, esto se iba renovando, ahora hasta me es difícil encontrar a alguien con quién conversar en línea. Me enojo fácilmente, de hecho he terminado mis pláticas (ay, qué diplomático me sonó eso) con alguien con quien había compartido mucho, porque eso de las peleas ya no era soportable, mis berrinches, dicen algunos, mis celos, digo yo. Anteriormente han pasado más personas, ya no veo a nadie que vaya al pan (jajajaja) y las cosas se quedan así. Lo malo es que para las personas tengo muy buena memoria. A veces el pensamiento de encontrar nuevamente a gente, que incluso me ha borrado de sus contactos en messenger, es latente. A veces creo que debo de dejarlo pasar y ha pasado realmente. Pero también a veces hay llamadas que indican que hay alguien por ahí, que se acuerda, y que aunque se había enojado y hartado de mí, me llama. Cosas desconcertantes. Y más desconcertante es que pienso que eso puede pasar con aquellas personas a las que tanto he extrañado. Digamos que la esperanza revivió, pero no del todo (sólo como zombi).


Encontrar e-mails perdidos me hace recordar que hay gente que me tiene al menos en sus listas de correos y que puede escribir de repente. Creo que muchas personas han confiado más en mí que lo que yo he confiado en ellas. Cosa difícil de remediar ahora.


He de ir a dormir. A esta hora.

quarta-feira, dezembro 07, 2005

Ya qué

Entonces vamos con la cadena que inició Fher y luego siguió I. Creo que podríamos entrar a una terapia de grupo. Ya sabes Fher, cuando quieras que alguien te acompañe a la terapia, nos echas un grito.

10 años atrás, Yo

Ingresé a laFac de Ciencias, a estas fechas estaba terminando el primer semestre. Tenía 17 y me la pasaba preguntando la hora, para saber a qué hora ya me iba a mi casa. Había palomitas los martes y los jueves, porque eran días de cine en el auditorio y aunque no podíamos entrar por las clases, el grupo se deleitaba con el olor y a veces con las palomitas. Mis papás no cabían en ningún lugar de contentos. Iban por mí a la school porque salía a las 10:00 p.m. y hacían todo lo que yo quería. Nunca me aproveché de eso, sobre todo porque en mi mente las cosas, ideas y planes estaban muy revueltos. Por un lado quería ser una científica loca encerrada en su laboratorio sin saber nada del mundo. Por otro lado quería estar en un lugar diferente. Tenía planes de cambiar radicalmente mi vida. Participaba en muchas cosas y "estar en mi casa" era sinónimo de no estar ahí. Todos me preguntaban si sí había pedido estudiar Biología, nadie me creía que me gustaba. Je, recuerdo haber llorado por no entender nada de química. Ahora recuerdo que algo entendí, ya no lo recuerdo bien, pero si lo entendí una vez, lo entiendo de nuevo. Ah, entonces descubrí que leer en el autobús me mareaba. Ah, cierto, me traumé también con la libre cátedra del matemático profesor que me tocó, comprendí que los matemáticos alucinan. A partir de ahí cada que hablo mal de alguien, estoy segura de que ese alguien está atrás de mí.


5 años atrás, Yo


Había comenzado a trabajar formalmente. Me gustó mucho mi trabajo en el IEDF, hice buenas migas con unos cuates y conocí a gente interesante; durante el tiempo de trabajo habíamos hecho muchas fiestas. Ese año recordé que me gusta bailar. Y que Rafael podía llevarme paletas de la que me gustaban al distrito. Ah, también inició mi amor platónico por cierta persona, sigue siéndolo y seguirá siéndolo. Me gustó la práctica de campo de Paleo, pues era con mis amigos. Ahí se volvió inolvidable el puerto de Veracruz. A finales de año se casaron por la iglesia Jaime y Vicky, fuimos a la misa y Cuauhtémoc se burló de mi por cantar. Jajajaja. Ahí y a estaba enamorada de las flores. Lo malo de ese año fue que ganó Fox :( Leo comenzó la otra carrera. Yo soñaba a su novia Ana. Y también entonces conocí a mi segundo amor platónico. Ah, qué buen año. Seguramente entonces fue que me compré mi cámara. Proclamaba que no quería pensar.


Un año atrás Yo

Decidí caminar, anduve malita de la presión y así me sentí mejor. Terminé los cursos oficiales de inglés y portugués. Ya estaba totalmente metida en el mundo de la red. Estaba declarado que había perdido una "amiga" ahí comencé a saber lo que era eso. Seguía con lo de la tesis. Huía de la gente que conocía para no hablar con ella. Conocí a varias personas del chat: Moura, Lipdo, Eros, Kurko, Marie, Sara (y a otros que ya conocía). Ah, también a Horacio, me acuerdo, el 10 de diciembre, por la presentación de su libro.

Ayer Yo

Fuí a trabajar y luego al Centro Cultural. Tuve mucho frío. Vi una película. Me sorprendí de tantos policías en el Estadio de C.U. Estuve conversando con Pseudo que para variar se enojó un poco. Estaba triste. Ayudé en casa.


Cinco canciones de las que me sé toda la letra

Hoy ten miedo de mí.
Mañana
El baile de los muñecos
Las mañanitas
El Andariego

(Mi hermana me hace recordar: Follow the lider, la cucaracha, etc. En realidad me sé muchas)


Cinco lugares ideales para irme


El puerto de Veracruz
El Centro Cultural
Zacatecas
Coyoacán
Portugal


Cinco mayores alegrías en mi vida


Esta me cuesta trabajo, seguramente no son las mayores, pero son momentos que recuerdo.

Escuchar a mis amigos cantando "bajo el mar" debajo de una lancha en Veracruz
Estar en el Tajín acostados, bajo la sombra de un árbol
Ver esporocitos en una preparación que yo realicé de todo a todo
Esperar en el pasillo a ver a mi amor platónico
Sentir que alguien piensa en mí


Cinco cosas que me gusta comer


Pan, diferentes tipos
Queso
Gelatina
Spaguetti
Chocolate con leche



Cinco cosas que nunca me verás usar


Ropa roja
Zapatos rojos
Zapatos muy altos
Lentejuelas (jajajajajaja, bueno, algunas)
Ropa de moda


Cinco juguetes favoritos


Creo que no uso juguetes

La computadora
Mi muñeca Bernardina
Literati
Dicen que mis plantas, pero no son juguetes
Conversaciones

Cinco personas a las que lo paso

A quien quiera, sólo que deje link para ir de chismosa a ver.

terça-feira, dezembro 06, 2005

Solita

Hoy puedo decir muchas cosas. Cosa tontas, triste, importantes, irrelevantes.

Hoy tuve mucho frío. Hoy escribió Itzel invitándome a su fiesta de cumple. Hoy me acosté sobre el pasto en el Centro Cultural, seguramente parecía borracha, ahí sola, botada junto a un arbusto y sintiendo más el frío del pasto que el del viento que soplaba y movía todo. Hoy reitero que me gusta andar así, como si nada importara, sin atender al qué puede decir la gente. Hoy vi una película que casi me hizo llorar y me gustó mucho. Hoy recordé que he abrazado poco. Hoy casi decía "me quiero volver chango" al escuchar las pláticas de niñas de primaria de mis compañeritas del trabajo. Hoy sigo triste. Hoy me volví a enojar con pseudo. Hoy vuelvo a conversar con Wauk. Hoy sigo recordando a esa persona que no vale la pena. Hoy me sigo sintiendo sola. Hoy sigo sin saber qué hacer. Hoy sigo deseando cosas que cada vez son más lejanas. Hoy casi no platiqué con Karina y Daniel. Hoy me dolían los ojos. Hoy me harté rápido del trabajo. Hoy estoy pensando en dormir mucho. Hoy tengo unas ojeras horribles. Hoy estoy utilizando mucho esa palabra que utilizó el tipo que tenemos de presidente. Qué tontería!!!

segunda-feira, dezembro 05, 2005

domingo, dezembro 04, 2005

Decidido

Pues diré "adiós superman". Con esto me refiero a la sugerencia de Rodrigo sobre presentar los exámenes que me faltan. Me siento cansada y presionada así que si saco un 8 me sentiré mal ¿Para qué hacerle al cuento si puedo presentar después los exámenes?... y además sacarme diez, pues realmente no son difíciles.
Decidido, pues. Esa materia endrá que esperar al siguiente semestre.

sábado, dezembro 03, 2005

Teletón

Pos sí, es casi imposible no enterarse de lo del teletón y hace rato estaba en la sala escuchándolo.
Son nueve años. Mucho tiempo ¿no?

No puedo olvidar el primer teletón. Nevó, lo recuerdo, nunca había visto la nieve. Esos días había estado haciendo mucho frío y yo me abrigaba cada vez más. Y ese día, justamente 13 de Diciembre de 1994 pensé que estaba exagerando y, después de bañarme con agua fría porque no recibí antes la noticia de que el agua no se había calentado (seguramente por el frío tan intenso), salí de la casa sólo con un suéter pues era hora de "temperarme" jajajaja. Abrí la puerta y entró el viento helado, pensé en regresar por otro suéter, pero no. En la calzada Independencia los autos pasaban y dejaban un frío terrible. Cuando regresaba a casa, como a la 8:30 vi los copos de nieve. Los pude observar después desde la ventana. La plaza de toros blanca... ahí había locales del teletón. Pensar en la gente que estaba en las calles, sin casa. Tal vez por eso soy tan buena para los chistes feos (humor negro, le dicen, creo) porque sé que no puedo hacer nada con lamentarme de las cosas, así que mejor me río. Sé bien que podría sufrir mucho y sentirme mal, pero prefiero no hacerlo, ya bastantes cosas me abruman.

Bueno, bueno, no me interesa el teletón, no puedo evitarlo, aunque soy de lo más proletaria, también soy de una familia de tradición izquierdista, siempre en contra del gobierno jejeje (no exageraré, pero algo así es cierto) y creo que esas cosas las debería de solucionar el gobierno y no atenerse a la "bondad" de la gente, en fin, cada vez se exige menos y se colabora más, mientras los otros se hacen unos flojos y ladrones. NO diré nada más de eso.

Me interesó la fecha, como para plantearme si aún sufro por esa situación de hace tantos años. Creo que no sufro ya por la situación. Y me alegro por eso. Sin embargo uno siempre vive las consecuencias de sus actos, pienso que desde entonces estoy sufriéndolas, entonces ¿qué fue lo que lo ocasionó? Tantas cosas, como cadenas de causa-consecuencia-causa y ahora???
Pues no es posible romper la cadena, sino ir modificando las consecuencias, para que sean la causa de otras cosas mejores, o al menos de las que quiero, de las que busco .... ¿y qué busco??
No sé bien.

Ahora lo que quiero es olvidarme de ciertas cosas, no puedo aceptar que yo sueñe con gente específica, me enojo conmigo misma al soñar eso. Al final no debo enojarme sino buscar cosas que me distraigan algo como "un clavo saca a otro clavo" y tal vez deba de buscar clases de macramé como alguna vez sugerí a cierto señor bloguero ¿verdad Ed?

Me he acordado de esa canción que me gusta mucho: "no sé si tú quieras volver a verme, sólo una vez, pues me haces sentir muy bien. En mi corazón has de estar tú por siempre, no hay por qué no imaginar que eres mi amor por siempre... " Muy buena.