domingo, junho 03, 2018

Cosas nuevas

Parece increíble que a estas alturas de la vida se pueda experimentar tantas cosas nuevas.  No es que haya hecho algo nuevo, visitado nuevos lugares ni nada de eso (lo cuál estaría muy bien y hay una lista de cosas que también vendrían bien y serían nuevas). Me refiero a experimentar la vida... ¿Desde otra perspectiva? No sé si pueda decirse así, es desde mí mismo lugar, sería entonces, con "otro filtro".

Creo que no me gusta, me pone vulnerable y a la vez dicen que me vuelvo más empática. Tal parece que es algo bueno. Lo sé. No creo. No entiendo ¿Cómo se puede vivir siendo tan sensible? ¿Yo era así? ¿No se compone con el corazón que compré de repuesto?

Eso es lo que me tiene sorprendida ahora. Aunque no lo pueda usar, dejo la imagen de mi nuevo corazón.

segunda-feira, maio 21, 2018

De morado

Con motivo del día internacional de la enfermedad inflamatoria intestinal, fui el sábado a una reunión y conocí a nuevos miembros de la AMEII (Asociación Mexicana de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal) y saludé a otros que ya conocía. Me enteré de algunas buenas noticias y dos no tanto, espero mejoría en estas dos amigas, especialmente me preocupa y entristece la situación de Yulia 😢

La verdad es que ya desde antes me había "pintado de morado" y tenía un par de moretones en los brazos, pequeños, pero siguieron creciendo. Y el domingo me raspé el mismo brazo dos veces, una por la mañana y otra en la noche por salir sin cuidado cuando sonó la alerta sísmica... Pero temprano también se me cayó un tubo en el pie y por la tarde un bulto de tubos, en el mismo pie, claro está que por descuidada y usar huaraches. Lo único que tengo en mi defensa es que dejé descansar a mis botas rosas (ya grises) porque hace muchísimo calor durante el día!!!

Fue hasta que estaba acostada que relacioné el dolor en el pie con eso de los tubos. Y después varias molestias, sueños y pensamientos raros, supongo que por lo que provoca ese sonido peculiar de la alerta sísmica.

Así fue que hoy ando "morada" por la vida, pero he llegado a tiempo.

Ayer también pasé un buen rato con visitas en el mercado 😊, cuando me dicen "tía" me siento como el Tío Gamboín!

quinta-feira, maio 10, 2018

Dolor

Ayer venía pensando en el metro sobre los tatuajes, no recuerdo si ví a una de tantas personas que los tienen, pero lo que venía a mi mente era el dolor ¿Vale la pena? Estoy segura de que muchos lo hacen más por moda que por estar convencidos de tener una marca permanente que diga algo de ellos, si lo consideraran, tal vez pensarían más el lugar y el símbolo.

Lo siguiente fue que no necesito más dolor en vida para andar marcándome así el cuerpo. Ahora que lo escribo me doy cuenta de lo trágico que suena. No es mi intención. Es simplemente que a veces tengo molestias que me inquietan y no sé ni por qué suceden, eso es, quizá, lo que molesta más. No sé si hice algo que las ocasionó o si son señal de algún deterioro importante o alarmante. Me quedo en un estado de alerta que puede incrementar la ansiedad y por lo tanto cambiar mi autopercepción.

Creo que no me importa tanto soportar o no el dolor de hacerme un tatuaje, sino el sentido que tiene para mi expresar algo de esa manera. Ando por la vida tratando de que nadie me vea o sepa algo de mi. Al menos la gente que no me interesa (cosa cuestionable... Nada aquí es un absoluto).

Y hoy me encontré con una noticia, mi sobrino y su esposa se hicieron un tatuaje, pienso que no es necesario aclararlo, pero de todas formas lo haré: un tatuaje "de pareja", complementario; que se me hace aún más loco (jiji). Regresando al dolor, dice que no le dolió, lo dudo mucho si tomo en cuenta que no soporta el dolor de que le depilen las cejas (uniceja) y menos que le expriman un barrito...

¿A ti qué te duele?


terça-feira, maio 01, 2018

Maio

Ya es mayo. Muchos días importantes que se conmemoran.
Cuando estaba en la primaria, sentía que el ciclo escolar terminaba el 29 de abril, porque a partir de ahí sólo había festejos: día del niño, del trabajo, de la madre, del maestro; después a preparar el fin de curso.

Para mi, el 10 de mayo es doble, pues es el cumpleaños de mi sobrina, así que se festeja forzosamente jiji, puro pretexto. Después el 20 y 25, cumpleaños de mis padres. Ahora agrego el 19, día mundial de la enfermedad inflamatoria intestinal, me reúno con los amigos de AMEII, y el 20 es festejo doble también, por el día del psicólogo... Así que inicia el mes de celebraciones.

El domingo inicie formalmente mi vida de viejita, dónde las caídas son importantes jejeje... Estaba con mi lindo y precioso sobrino nieto, el chicotico, sentado en mis piernas y quería mostrarme algo, nos asomamos de más y nos caímos del banco...

"¡Ah, que la que se cayó por asomarse!"


domingo, fevereiro 25, 2018

Recuerdos de viejita

Hoy estuve recordando a alguien de hace tiempo, de cuando comencé este blog. La verdad suelen ser buenos recuerdos y aunque de repente me pregunto ¿Qué hubiera pasado si...? Creo que todo estuvo bien. Como cuando en el 2000 conocí a Cuauh y me alegré de no haber coincidido antes con él, porque sabía que lo hubiera detestado. Hace mucho que no sé de él y todo sigue bien. Y así varios ejemplos.

Hoy me sentí "aburrida", no tenía con quién conversar por la red y recordé lo que hacía antes: entrar a algún chat o escribir lo que se me ocurría en el blog y leer lo que otros querían compartir. Vine y me encontré con el blog de Lili  y me dio gusto que escribiera sus retos, espero que los cumpla.

Las cosas son iguales y distintas a la vez, comenzando por la preparación que debo hacer para dormir ahora y que escribo desde el teléfono... Ya no es como antes que estaba sentada en el escritorio utilizando todos mis deditos para escribir y podía casi amanecer en fiestas virtuales de cumpleaños, levantarme sólo para ir a la cama y dormir. Ya digo, cosas de gente mayor jeje... Ya casi es mi cumple!!!!

sexta-feira, dezembro 29, 2017

A morte.


Ese martes iba pensando en José, en que quería escribir algo acerca de él, sobre su muerte prematura (a mi parecer) y todo el significado que ha traído para mi la muerte misma en menos de un año. Una hora más tarde sentí ese miedo y desconcierto de saber todo lo que podía pasar y las cosas que venían. Un sismo más, el que he sentido más fuerte, aunque no haya sido el de mayor magnitud. El movimiento no me permitía caminar a la salida de un edificio que me pareció tan inseguro y me trajo tantos pensamientos y emociones al mismo tiempo, sólo pude salir porque iba tomada de la mano de mi hermana. Agradecí su compañía y decidí que ya era demasiada muerte para mí. No acepté ninguna más, no las relacioné conmigo porque ya traía algunas, aunque he de decir que no siempre puedo estar ajena a todo eso ¿alguien puede?

Ya pasó un año desde que todo empezó, él tenía un año más que yo, y para mi que hizo trampa. No siguió el plan que teníamos. Cuándo éramos niños imaginábamos que primero moriría el integrante mayor de la familia y el que le seguía en orden decreciente lo enterraría, yo era la menor y me tocaría enterrarlo. No fui al entierro, pero sí sus hermanos y hermanas, todas mayores que él. Era mi primo. Lamento su muerte por el dolor que causó a su familia, era el consentido de su mamá, al que más cuidaba.  Verla llorar fue algo muy triste. Su familia se reunió en las fiestas de fin de año del año pasado, supongo que por él. No puedo negar mi tristeza al ver a su amigo de la escuela, ellos compartían muchas cosas cuando eran pequeños, no lo recordaba, pero fue algo "shockeante". Su muerte tuvo mucho significado, por su edad y la relación inmediata que hice hacia mi propia muerte. Cada persona tiene a alguien para quien es importante, de eso estoy segura y por eso respeto que lo extrañen y lamenten que no esté. Por mi parte, tengo mi propia historia y motivos para opinar de forma distinta.
 ‎
 ‎Poco antes de tu cumpleaños llamó Lilia, muy triste, para avisar que habías muerto, que no era una broma, que estaba confirmado. Al día siguiente fuimos a casa de tu mamá y Lilia soltó en llanto con Aurora. Yo no pude llorar, mi cabeza estaba más ocupada pensando el por qué y cómo es que ya no te veríamos más, ya no te encontraría en el centro o en cualquier otro camino, ni mi hermana diría " vi a tu amigo José en tal lugar ", porque eras inconfundible. Me dio gusto reencontrarme con muchas personas de la facultad de ciencias y a la vez dolor por el motivo. Tantas fiestas que compartimos en esa casa, me quedó claro que no podía faltar en esa ocasión. Dicen que no vamos a saber cómo sucedió todo y que tú sabías qué lugar tenía cada uno en tu vida. Nosotros no éramos tan cercanos, nos veíamos en las fiestas (justamente) y me quedo pensando en cuál sería mi lugar y en qué pasó. Me preguntan qué cambiaría con saberlo y no cambiaría nada más que éso: saberlo.

Después llegó el verano y murió mi tío, hermano de mi papá. Estaba muy enfermo desde hacía años. Oportunidad de ver a familiares que hacía mucho no veíamos. ¿De dónde saqué el no llorar? pues de mi papá. Aunque estaba triste, remató con un " él ni me quería "... No hay mucho que discutir, mi papá es el " buena onda " de su familia. Nuevamente ver a mi tía y primos tan tristes por la muerte. Rentaron un servicio de funeraria y lamentablemente la vistamos dos veces en esa semana porque el viernes falleció también el esposo de mi prima mayor. Sí, su papá y su esposo en la misma semana. Y ambos vivían al lado de mi casa. Por muchos días me pesaba ver tres moños negros en la puerta de al lado. Ahora no sé si siguen ahí o no, pero de repente recuerdo a mi tío y sé que ya no está, no lo extraño porque no éramos cercanos, es solamente que me hace recordar que está más cerca el día en que mi papá ya no esté...