sábado, junho 05, 2010

Que siempre ya no?

Había pensado que cerraría mi blog en mayo, al cumplir cinco años. Cinco años... escribiendo tonterías, y la verdad es que la cosa no ha cambiado mucho, el post pasado debió ser el último, sin embargo, ya estás leyendo que no, que seguí, a veces no comprendo para qué escribir, no cuento nada interesante, pero no quiero pegar información que pueden encontrar en wikipedia, ni hacer disertaciones filosóficas (¿se dice así?), aunque sí me han dado ganas de compartir algunas divagaciones de mi mente pero al final me gana más el sentimiento (depresivo más a menudo) y es cuando escribo. Me gusta más la mente que el sentimiento, pero no siempre es lo más importante.

Seguramente ya saben que estoy trabajando para el INEGI, que en estos momentos se está llevando a cabo la etapa de "levantamiento de información" en todo el país. Yo estoy desde el 15 de febrero, y aún me falta un par de meses para terminar. Ha sido mucho preparar para estas cuatro semanas donde los entrevistadores piden datos de los residentes de las viviendas. Y hoy fui a supervisar que todo vaya bien en la zona que me toca (una de las 16 delegaciones) y resulta que hicieorn caso omiso de algunas indicaciones, pero bueno, ahí estamos, para ayudar a solucionar eso y que en adelante se hago de manera correcta.

El año pasado participé en la capacitación y organización de las elecciones locales (con el IEDF), ahí tuve a mi cargo a 8 instructores-asistentes, un señor de unos 50-60 años, un muchacho de 32, una de 36 aprox, y otras tres muchachitas de entre 23-26 años (ah, la otra no contaba jaja). Una de ellas estaba casada, no tenía hijos, y el lunes tuve noticias de ella, un excompañero de ese mismo instituto, me llamó para avisar que Sandra estaba muy mal, en el hospital, ella había entrado a trabajar también al INEGI, llevaba unas tres semanas ahí y justo el sábado pasado dejó a su grupo de entrevistadores porque se sentía mal, fue al médico y terminó con una hemorragia interna y muerte cerebral. Ayer fui a la cremación. Era muy joven, creo que su esposo lo era más, tiene una cara de niño y ayer lo ví a punto de llorar. A los que conformábamos el equipo nos consternó mucho su muerte y fuimos a acompañar a su familia (su esposo y su tía), aunque en diferentes momentos debido a las actividades de cada quien. Tengo la impresión de que ella era feliz, con su esposo y su tía, se sentía querida por ellos, y aunque también sufrió algunas cuestiones de abandono, al  hacer un balance, espero que sea cierta esta percepción que tengo de ella, que hizo cuanto quiso :)

Hoy estoy en casa, aún un poco cansada, y con montones de cosas pendientes por hacer. Estoy como muchas otras ocasiones, preguntándome algunos por qués, de los mensajes que escribo y nunca son contestados, de esas cuestiones que me parecen mentira, del por qué me las creo, del por qué la gente no es capaz de decir "déjame en paz" y del por qué no entiendo.

Pero en fin, en eso seguiré, hasta que me dé cuenta de lo mucho que pierdo el tiempo.


2 comentários:

. : : Lady White : : . disse...

=)

Nerak Zepol disse...

Que al final de cuentas esta bien !!!
No te vayas, al menos no, sin lograr haber conseguido tu correo :D

Me agrada más la gente que delira jeje me siento identificada jajaja

Saludines!!!