sábado, maio 29, 2010

No quedarse con las ganas


Creo que antes era más "aventada", quizás por eso del ímpetu de la edad (jajaj, qué ridículo). No sé si todavía lea esto "amor bomba", pero recuerdo mucho esos días cuando él tenía 19 años y yo... no sé cuántos, pero más, por supuesto, cuando me contó que acababa de casarse y mi respuesta más natural fue pensar que cuando se tienen 19 años se hacen tonterías. Así lo creo y se lo dije, no estuvo de acuerdo, pero yo no cambié mi parecer. Sé que para él no ha sido del todo fácil y actualmente ignoro en qué situación esté.

La semana pasada trajeron la nueva base de cama que compré, esto ocasionó hacer algunos movimientos y toda la semana he tenido montones de papeles y bolsas pendientes para acomodar. Hoy he avanzado un poco más y encontré una bolsa con fólders, con escritos de esa época, de los qué serán 16-19 y un poco más, 20 o 21 quizá. Cuando uno tiene esa edad hace tonterías. Estoy rompiendo todos esos papeles, recuerdo algo que leí hace tiempo "a esas cosas, recuerdos, cartas, etc., dales las gracias por haberte servido y rómpelas y tíralas".  Son muchos, algunos aún no me animo a romperlos (principalmente las cartas), todo lo demás que yo escribí sí. tenía mucho miedo de que me sucediera lo que me sucedió. Que la decisión fuera mala, y la fue, auque no del todo. Insisto, era mucho más aventada y me animé a hacer lo que quería en el momento, duró varios años y el terminar esta estapa fue muy doloroso, me enfrenté  a un gran fracaso (por decirlo de alguna forma y seguir siendo dramática, claro) y estando en casa, varias veces terminaba llorando, imaginándome muchas cosas, causantes de esa situación. Esto último fue lo más dramático, mientras duró no lo fue tanto, conocí a muchas personas, lugares y costumbres, me divertí mucho.

Han pasado más de diez años desde entonces y ahora pienso en cómo pude tener todas esas ideas raras, qué tan manipulable era (o soy). Ya no convivo con esas personas, sólo de repente con mi amiga Laura, pero hace tiempo que no la veo, a pesar de vivir a una cuadra y media cuadra de mi casa. No ha pasado nada extraño por haber tomado esa decisión, sin duda, mi vida hubiera sido diferente, en algunos aspectos, supongo, pero eso no lo podré saber, sólo sé que no me quedé con la duda de lo que pudo suceder, sino que lo hice. Ahora hasta me es un poco difícil decidir viajar o no, pero bueno, espero no quedarme con las ganas de aquello que dependa sólo de mí :D Seguiré haciendo montones de hojas para reciclar y rompiendo otras cuantas.


1 comentário:

Nerak Zepol disse...

Yo tengo muchas ganas de hacer de todo un poco, pero espero que llegue el momento, no hará mal esperar :P