quinta-feira, junho 10, 2010

Cena

Estos días no tengo una hora fija para entrar al trabajo, ni para salir, pero esto último siempre sucede, así que no cuenta. Ayer tomé el camino más largo para volver, puede ser un poco desesperante, pero al menos ví la noche :) no esa luz del camino subterráneo de siempre.

No tengo muchas ganas de ir a trabajar, pero creo que ya no es cuestión de cansancio, supongo que descanso lo suficiente. En esta semana he soñado dos veces con gente muerta, no son personas a las que conozca, sino que están presentes, simplemente, no sé de quién se trata, pero muerta sí está y nos habla. Fue extraño y al principio me dió miedo, después pensé que habrá sido por cenar  mucho, y no sé si cené mucho o no, pero lo relacioné con eso... también me ha dolido el estómago, eso es tan extraño para mí, que hasta me preocupa. La segunda vez no podía estar relacionada con la cena, definitivamente. Mi insconsciente anda por mundos que yo ni me imagino. Seguro es porque yo ando en un mismo mundo desde hace tiempo, no hay cambios, sólo cosas muy evidentes que yo no quiero ver.

1 comentário:

Alyssa disse...

El cenar de mas me hace lo mismo a mi, animo :)