quinta-feira, dezembro 14, 2006

Alucinaciones

Alucionaciones que son recuerdos. Que siguen siendo por lo que dejan. ¡¡¡Hoy es el día!!!

¡Qué bien sé yo la fonte que mana y corre,
aunque es de noche!.

La noche sosegada
en par de los levantes del aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
la cena que recrea y enamora.

Quando tú me miravas,
su gracia en mí tus ojos imprimían;
por esso me adamavas,
y en esso merecían
los míos adorarlo que en ti vían.


En soledad vivía,
y en soledad a puesto ya su nido,
y en soledad la guía
a solas su querido,
también en soledad de amor herido.

(Pero en realidad la soledad es sin querido, nunca jamás llegó y sólo quería la soledad para eso, para no sentirme sola.)

Vivo sin vivir en mí
y de tal manera espero
que muero porque no muero.


****

Este va de pilón:

Edificaste una torre
para tu huerta florida;
un lagar para tu vino
y, para el vino, una viña.

Y la viña no dio uvas,
ni el lagar buena bebida:
sólo racimos amargos
y sumos de amarga tinta.
...


Estoy a punto de romper estas hojas.

Si conoces estos poemas, espero no estés igual de perdida(o) que yo.

1 comentário:

Asmodeous disse...

Son de Sor Juana Inez de la Cruz... o no? Usted debería saber, aunque le corrija la ortografía...