domingo, julho 02, 2006

Mi jornada electoral

Mi jornada electoral comenzó desde ayer. Mi hermana no se dormiría hasta que terminara las listas para sus funcionarios de casilla. Mi sobrina me hizo caso y se durmió temprano, me corrió de su cama porque tenía que levantarse muy temprano. La otra hermana vino a no sé que cosa pero hasta suerte se desearon.

Hoy, a las cinco de la mañana comenzó el trajín con un "Anahí, ya levántate" se movían por aquí y por allá, salían, entraban, se cambiaban, peinaban, arreglaban. Y yo preguntando ¿Cómo te vas a ir? ¿Qué hora es?

¿Qué pasaba?

Pues que mi sobrina es asistente electoral.
Mi hermana Cristina es Instructora electoral.
Y mi hermana Ana es Consejera electoral.

Por fin me levanté. Mi mamá no se debía bañar por orden de la médica y que se baña para ir tempranito a votar e ir a trabajar después. Insistí tanto en que votaran primero y luego se fueran, para que no tuvieran que regresar a votar...

Me estaba arrepintiendo, porque la casilla no abrió sino hasta un poco después de las nueve, ya me enteré después que fue porque la presidenta (creo) de la mesa del IFE (Y no es que les eche tierra, pero los capacitan muy mal) andaba poniéndose sus moños en todo y para colmo llegó tarde. Y yo salí corriendo a trabajar. Tanto que, como me pasa en cada elección, dejé mi credencial. Todo lo que corrí no sirvió para nada, me regresé, tomé mi credencial y volví a correr. Para que aprendan que quien no hace las cosas bien las hace dos veces ( es decir, con calma y nos amanecemos).

Bueno, cierro mi jornada con la excelente noticia que todos esperábamos a las 20:00 hrs. "La tendencia es que no hay tendencia"

4 comentários:

Kix disse...

Y sí, son las 10 de la noche y no hay nada para nadie aún. Los partidos se empiezan a desesperar...

El Diez disse...

Son las 9:42 de la mañana y el PAN leva 36.43% y el PRD 35.40%

Una jornada historica.

Asmodeous disse...

Ya ve... luego anda regañando a la gente porque se le olvida un acento. A usted se le olvido lo mas importante :P

Lili Evil disse...

A mí se me olvida hasta la cabeza por andar a la carrera, lo bueno es que no llego tarde a ningún lugar.

Bendito estrés, maldito estrés.