segunda-feira, setembro 01, 2008

Retro

Snickers Urbania fue el pasado 23 Agosto en el Zócalo de mi Ciudad. Fui con los DFlickers, aunque sólo llegaron cuatro a los cuales no conocía. Y se sabía que el evento sería un caos, quisieron restringir mucho todo, que no llevar cámaras, ni botellas (claro), pero nisiquira una mochila, cosa absurda y todavía se les ocurrió poner unos muros, se veía que entraba y entraba gente, pensé de inmediato que no podía caber tanta y que si hubiera una emergencia, eso resultaría fatal.

Decidimos entrar, yo sí llevé cámara :D escondida en una pequeña bolsita, los DFlickers no llevaron, al entrar resultó que nisiquiera había alguien de vigilancia en la entrada, la gente entraba o salía como se le antojara. Muy mal, no hubo restricción de paso.

Ya adentro, todo estaba lleno, casi imposible ver algo de las competencias de skate, pero se formaron algunos grupos para ver hacer algunas "suertes" con la patineta


En una carpa, gracias a Kissabella pudimos entrar a ver cómo pintaban tambos de basura, con pinturas en aerosol... resultaron ser una mugre :

Sí, mugres de esas... estaban bien padrisísisimos (jajaja). En otros grupitos, bailaban hombres y mujeres, más tarde hubo competencias de eso también.


A esa hora, sí, verán el sol, eran como las dos de la tarde, estaba lleno, pero cada vez se llenaba más, resultaba algo difícil saber dónde podían acomodarse, las botellas comenzaban a volar llenas de sustancias extrañas o que sabías que eran pero no lo querías aceptar, lo que no me gustaba eran las botellas de vidrio, muy peligrosas, y yo, como ya estoy viejita, pues se me hizo algo muy imprudente.

Más tarde estarían los Bunkers y la Maldita, sí, el objetivo era verlos, pero a mí me queda muy claro que es peligroso quedarse en medio de la multitud, a esa hora no podíamos estar justo hasta enfrente, y es que es muy difícil estar ahí desde las 11 de la mañana no? Yo pensaba ir a comprar unas cosas y volver ya tarde para ver el concierto lejos de toda la multitud, insisto en que así se disfruta más, pero dos de las flickeras querían quedarse, finalmente esperé con ellas hasta que inició. Claro, como era de esperarse, hubo un tumulto ahí, la gente se aplastaba en el cuadro central, de repente, todas esas personas que hicieron hasta lo imposible por entrar, querían salir despavoridas. Gente que se empujaba, que se pisaba, muy feo, pero típico de esos conciertos. Los chavos drogándose... no comprendo ¿para qué ir a hacerlo ahí? Nisiquiera son conscientes de la música.

Fabiola, una de las flickeras, quería meterse a bailar, pero realmente se me hace peligroso, sólo al final nos metimos un poquito y ya.

Me gustó, hubo un niño de unos siete años que con mucho cuidado acomodaba sus dedos para hacer la señal de típico rockero :D

Me extraño y pensé ¡¡¡no puede ser!!! que mucha gente quería ver a los Bunkers, a los que yo no conocía y resultaron ser un grupo bastante fresa para mi gusto y que además cantó una canción de antes de mis tiempos (es decir: antiquísima). Sólo tocaron la primera nota y todos los chavos se emocionaron y ya sabían cuál canción era. Cuando la escuché pensé ¿Con eso tan viejo se ponen locos?... no cabe duda, la onda retro es lo de hoy jajaja.

Cambiando un poco de tema, casi no había tenido ganas de escribir, no sé qué pasa, pero no puedo... ahora tengo más tiempo libre porque ya no trabajo. Hasta encontrar algo mejor.

3 comentários:

Anvil Higgins disse...

fregon post!!! yo siempre me pregunto porque aqui nunca hacen nada de eso!!!

La maldita disse...

¿La Maldita? ¿Yo estuve ahí?
Yo nunca he visto a LA Maldita en vivo, chin.


Qué loco, ayer fui a Soriana y a la hora de hacer fila en caja vi la portada de una revistilla chafa y vi ese nombre, Los Bunker, o algo así. No los conocía, solamente vi a unos monos en la foto, pero recordé el dopósito en el que compro mis cervezas porque se llama El Bunker.

Otra cosa, yo te soñé a ti, sí, yo a ti.

Ibas a mi casa y nos echábamos en la cama mi novio, tú y yo... Era el cuarto de mi mamá (pero no en la realidad).
No fue muy agradable que luego llegara mi familia y tuviéramos que correr al mío. Lo malo es que yo me quedé recogiendo todo el mugrero que habíamos dejado (tú habías dejado ahí unas hojas en donde habías impreso unos posts del blog. O sea, no es que eso sea mugrero, me refiero a que las dejaste todas por sin ningún lado).

Total, cuando ya por fin subí al cuarto tú estabas casi encuarada encima de mi novio. Desgraciada, hija de la chingada, -eso dije yo-.

Tú decías que no estaban haciendo nada, que simplemente te cambiaste para dormir cómoda, pero yo alegaba que eso no te justificaba a estarlo abrazando ni a andar enseñando carnes. En fin, me molesté, obviamente y el otro pasguato estaba todo dormido. ¿O se hizo el dormido? No lo sé, pero ese due uno de los sueños desagradables que tuve. Otro fue el de uan se{ñora obesa que se me echaba encima a mí, me levantaba la blusa y me manoseaba lujuriosamente.

En fin, ya me voy al consultorio.
Cuídate.

Sola en el universo disse...

Jajajaja, Lili !!! Qué onda con tus sueños!! Me hiciste reir, qué bien, porque últimamente lo necesito más que otras veces.

De verdad que tu novio estaba dormido y aproveché para cambiarme :D