terça-feira, abril 11, 2006

Nomás para variar.

Muy repetitivo se ha hecho esto últimamente ¿qué lleva el "últimamente"? Muchos años. En fin, mejor escribo algo de lo bueno que he hecho en ese tiempo.

Desde que me explicaron el proceso de domesticación me quedé fascinada. Mi maestro es una persona excepcional y en ese semestre nació o se desarrolló mi amor por las plantas. Mi aula preferida: A306. Adoraba llegar ahí y aprender más y ver más.
Tiempo después estuve en el museo (Yo no era parte de la exhibición. Lo juro) y justo tuve que explicar la parte de la domesticación. También podía explicar la fotosíntesis, el cuidado del agua, los mercados prehispánicos, los usos y cultivos de las plantas y casi al final de mi estancia los alimentos trangénicos.

Ja... la primera vez que me atreví a hablar en inglés, pos era un chavito holandés con una guía mexicana, ella le explicaba todo lo que yo le decía en inglés hasta que me hartaron y le dije que mejor yo lo explicaba. Claro está que me entendieron la mitad. Mis maestras de inglés y mis compañeros no entendían cómo podía ser tan bruta para esa lengua. Ni modo. No me gusta.

La parte de domesticación era mi favorita, y la de cultivo in vitro de la que sabía más. Algo de los transgénicos pero son demasiada moda como para que yo lo aceptara explicar.

Las preguntas del rally que diseñó la nicolem preciosa me gustaban y a veces hasta yo las dudaba. Mi parte favorita de la fotosíntesis era preguntar ¿Qué necesita una planta para vivir? y a los niños pequeños ¿Cuáles son las partes de una planta? Los niños que nos visitaban cada fin de semana y se la pasaban ahí con nosotros todo el día y ya cuando iban a ir por ellos se acordaban que tenían que hacer otra tarea. Explicar lo de la luz, el arcoiris, la mezcla de colores.

¿El prado de allá se ve mas verde? Cuando estuve en él no lo disfruté tanto. A aprender eso.

Hoy vi a Karina y a Maru. Me dió gusto. Trabajar conociendo a las personas con quienes convives, ah, porque Nestor se sentó junto a mí hoy, es más agradable.

1 comentário:

Lili Evil disse...

¿Ya se te quitó lo sensible? ¿Será el efecto de la Luna?