quarta-feira, janeiro 04, 2006

Pequeño y grande a la vez.

Este lugar, este nido, cada vez lo vuelvo más pequeño. Mientras la soledad aumenta. Ahora es pequeño. Más de lo que me pude imaginar.

2 comentários:

maga disse...

Puede ser tan pequeño el espacio, tan reducido que nuestra soledad se encuentra bien, a sus anchas. Pasa que cuando la sacamos al mundo, entre tanta calle se pone incómoda y triste. Me gustan los espacios pequeños, en ellos mi soledad es feliz.

Lili Evil disse...

En un espacio pequeño siempre estarás sola pero no por gusto sino por necesidad ya que no cabe nadie más.
Preferiría un lugar amplio, ventilado y que se pueda recorrer para que se sienta intensamente el vacío, el eco, el viento sin tropezar con los objetos más que con mis cabellos.