sábado, outubro 22, 2005

Lo único seguro, pero hay que hacerlo como uno quiere.

Se acerca el día de muertos, pero no es por eso que escribo sobre la muerte, sino que fue algo que pensé en esta semana y lo comenté con un amigo, eso de morir de gripe aviar, o de tos, como que no me gustaría mucho, tampoco me gustaría morir sintiéndome como me sentí el miércoles, me gustaría morir feliz y riéndome.

En día de muertos mi pequeña se la pasa preguntando, la he llevado al panteón y le he explicado que el cuerpo de la persona que se muere se queda ahí y me gustaría ver que no tiene miedo a la muerte, hasta el momento le dan más miedo los ruidos fuertes que pensar que se va a morir, sabe bien que así sucederá con todos... me encanta ver cómo piensa, razona y crece... ayer me la lleve toda la tarde, se porta bien conmigo.

Pero a mí no me educaron así, lamentablemente, si bien no tengo miedo a morir (aunque no sé por qué estoy segura que viviré muchos años) y a veces espero que ese día no tarde, me da miedo pensar en el sufrimiento, en lo rápido que puede suceder o en lo mucho que se puede sufrir.

Ayer por la noche, ante el inicio del noticiero que relataría todo lo que está pasando en la península de Yucatán decicí ir a mi cuarto, vine al chat un ratito y luego me fuí a dormir. Tenía que levantarme temprano, pero no tanto, a las 4:33 hrs sonó mi teléfono, que casi sólo uso como reloj y despertador, dije "bueno?" (como todo mundo jejejeje, y ni tan dormida, pues sucedió como otras veces que ha pasado algo extraño, me despierto unos segundos antes de que comience todo), del otro lado dijeron "¿Lulú, qué pasó?", yo sólo atiné a contestar "Yo no soy Lulú" y colgué.

Unos minutos después volvió a sonar, le apreté el botón para contestar, pero no dije nada, sólo escuche la voz de dos mujeres y la de un hombre, la conversación iba en torno a un accidente, eso entendí, la mujer joven decía: sí, mamá, ya llamaron y dijeron que tienes que ir a reconocer el cuerpo de Toño, si que ahí lo tienen, pero tienes que ir. El hombre comentaba: sí, cuando llegamos al MP vimos el carro, ahí lo tenían, y suponemos que es él, ahí está... Ese era el tópico de la conversa, de repente dejaron de hablar, yo apagué el teléfono y le conté a mi hermana lo que había escuchado, sólo me dijo "y tu que te viniste a dormir para no ver las noticias"....

Ya no pude dormir, a las 6:45, cuando apenas comenzaba a conciliar el sueño sonó mi alarma, se encendió el teléfono, decía que tenía un mensaje de voz, no lo he escuchado, seguro no era para mí, sino para Lulú, pues como a las 9:00 volvieron a llamar, entonces contesté y dije que yo no era Lulú y que tenían mal el teléfono, que toda la mañana me habían molestado con éso. Sé bien que es terrible pensar que mientras uno está descansando pasan tantas cosas malas para otros, pero yo mejor no me entero, no quiere decir que no pasen, estoy consciente, pero también sé que si me preocupo por todo, jamás podré vivir en paz. No sé si Toño esté muerto o no, si fue un choque, si él tuvo o no la culpa, pero de pensar en las cosas malas, en las almas, en los muertos, en las sirenas de ambulancias y patrullas ya no descanse y espero ir a dormir al rato.


Qué bueno que esa llamada no era para mí, cuando era una pequeñita siempre tenía miedo si mis papás no volvían, eso de hacerme cargo de cosas así no me agrada nada.

2 comentários:

La errante sin fin disse...

A mí me gustaría irme cuando esté dormida... pero creo que es mucho pedir.
En fin, tu pequeña y todos tus amigos te queremos aquí por mucho mucho rato :)

La errante sin fin disse...

A mí me gustaría irme cuando esté dormida... pero creo que es mucho pedir.
En fin, tu pequeña y todos tus amigos te queremos aquí por mucho mucho rato :)