sexta-feira, março 04, 2016

Antigüedades

Dicen que "lo que bien se aprende, jamás se olvida",  y que "el que es perico, dónde quiera es verde", ésta última frase me la dijo mi profesora de taquimecanografía cuando, en tercer año de secundaria, se hizo cargo de mi grupo, durante las vacaciones de verano había fallecido mi maestra anterior, una señora muy estricta y mayor. La verdad es que después de las vacaciones mi mecanografía no era la mejor y menos en esas máquinas de escribir tan viejas, pero ya después volví a agarrar el ritmo. No era la mejor de la clase, pero me defendía.

Y eso me está pasando ahora, hacía mucho que no escribía en la computadora, me he vuelto un poco esclava del celular, y me cuesta trabajo escribir con mis diez deditos, me salto las letras o las cambio, eso llega a pasarme, incluso, al escribir a mano: la r, l, s, n al final, sobre todo se me dificultan.

Hoy estoy escribiendo este post sólo por la felicidad de escribir en la laptop :D y bueno, de repente me pongo a soñar algunas cosas y también me ponen feliz, de repente escucho otras y llega la tristeza, pero afortunadamente han sido menos esos momentos.

Saludos y besos con sabor a té de guayaba a quien pase por aquí.


Sem comentários: