domingo, maio 22, 2011

Llamada privada

Ayer por la tarde sonó el teléfono, fui a contestar y leí en la pantallita "Llamada Privada" y pensé que tal vez escucharía la grabación que recuerda que debo pagar el teléfno, como nunca lo recuerdo... pero aún no es tiempo. La cosa fue así:

Una mujer: ¡¡Mamá.. mamá, ayúdame, mamá!! -con una voz entrecortada y que yo no conocía.
De inmediato supe que sólo era una trampa
Yo: ¿Ah, sí, y cómo te llamas? ¿Cuál es tu nombre?
Se escuchó que dijeron "ya quítala". Hubo un silencio y se puso un tipejo al teléfono.
Tipejo: Soy Pancho ¿sabes cuál Pancho?
Yo: Sí, al que voy a denunciar con la policía
Siguió el tipejo diciendo guarradas y mi hermana, que estaba escuchando por la extensión, le dijo una que otra. Yo ya había puesto el altavoz para que mi familia escuchara lo que estaba pasando.

Y ya, mi sobrina se asustó un poco, pero quedó muy claro que no hay que dar ni un sólo dato, pues de ahí empiezan a inventar historias.

Una más.

4 comentários:

NaTali disse...

Que miedo!

Y que inteligente de tu parte no haber caído a sus provocaciones. Es triste que se valgan del miedo y el amor por nuestra familia.

Saludos

NaTali disse...

Que miedo!

Y que inteligente de tu parte no haber caído a sus provocaciones. Es triste que se valgan del miedo y el amor por nuestra familia.

Saludos

Crónicas Urbanas disse...

Hola Rosa:

Por acá esos son las trampas que hacen los delincuentes desde una carcel, o desde fuera con sus cómplices.
Tratan de sacarte cualquier dato.
Aconsejan poner el ID, y no contestar ninguna llamada sin identificar.

Así es, los miserables "juegan" maliciosamente con las buenas personas, lamentablemente.

Cudate, y saludos.
D

Sola en el universo disse...

Natali y Crónicas, pues sí, afortunadamente ahora ya no caemos tan fácil... ojalá no les pase ;)