sábado, junho 19, 2010

Esquecia


Había olvidado contarles las cosas buenas que pasan.

La semana pasada soñé con mi amiga Liliana (no Lilianita), aunque era un poco extraño, porque era una reunión de compañeros de la secundaria y a ella la conocí en la facultad. Finalmente, la veía morir, eso no me consternó, total, la muerte ronda mis sueños. Hace mucho que no sé de ella, algo importante ha de andar haciendo :)

Estas mañanas han sido maravillosas (sí, qué exagerada jaja), porque son húmedas. En especial el miércoles, anduve por una zona escolar, por metro normal y después caminé hacia elpoli... en vano, claro, porque el microbús pasaba muy cerca de donde andaba, pero mi sentido de la orientación no está tan mal y sabía que por ahí pasaría un transporte que me llevaría a donde quería ir, lástima que no supe antes que también pasaba a dos cuadras de donde estaba :D 

He andado por lugares que no conocía, unos bonitos, otros no tanto, no me ha tocado gente grosera, bueno, hoy sólo la "compañera" del trabajo bastante insolente jeje. 

Me la he pasado caminando entre restaurantes exclusivos, tiendas de la avenida Masarik y lugares que frecuentan personas que no son conscientes de lo que gastan y de la situación del país (según yo).
Me mordió un perro, me presumieron unas orquídeas, me regalaron ciruelas, mangos y refresco, me han dicho que hice bien mi trabajo, se han burlado de mí por olvidar algunas cosas, he hablado con franceses, colombianos, alemanes, griegos, españoles.  Judios, eclécticos, ortodoxos, católicos, etc... pero hagan de cuenta que esta información no la saben, porque forma parte de los datos confidenciales del lugar donde trabajo, por supuesto.

He escuchado conversaciones medio locas y utilizado mucho tiempo en llegar a casa, debido al tráfico, pero he evitado el camino subterráneo, no es que sea malo, pero no hace daño sentir el aire de vez en cuando, o ver algunas avenidas bonitas a través de un ventanal y sentada en una silla mientras escucho cómo dicen "diles que no estoy" para negarse a recibirme. 

Esas mañana lluviosas me hacen recordar al primer día que fui sola a la FC, a hacer un trámite, de repente llovía y vestía un suéter, por eso me daba mucho calor, el olor característico de las tujas de la entrada, que hasta ahora me hace sonreir :)

Hoy le envié un mensaje a Lilia, contándole que el viernes de la semana pasada vi a Sufus con un niño (el cual yo también creo que es su sobrino), me respondió diciendo que le había llamado para preguntarle por Saramago. Alonso escribió sobre Saramago y fue cuando pensé ¿qué se traen con Saramago? Entonces me enteré, ayer no, porque sólo pensaba en descansar. Mi papá ya sabía y me informó que Monsiváis también había muerto ¿pues qué se pusieron de acuerdo?

Pues así van las cosas por aquí... esa conversación que escuché en el autobús, me hace pensar mucho...

2 comentários:

::júbilo::haku:: disse...

la situacion del pais no es la situacion de ellos.. y de hecho que ellos gasten... unas migajas nos lelgan a los demas, pro que comrpan autos, cable, comen, usan, leen.. y eso nos paga los sueldos a los de a pie.. mejor que gasten

Nerak Zepol disse...

Me gustan los días lluviosos, me gusta mojarme bajo las gotas aunque unos días después ande llena de amigos y estornudando :)