segunda-feira, outubro 27, 2008

Hace un rato...

... recibí una carta de mi amiga Lilia, aún no la leo. Dejaré el momento especial para la noche.

... contesté una llamada telefónica, era una compañera de mis padres, su voz era entrecortada y llorando de repente. Tiene que decidir si dejan de darle medicamento que permite siga latiendo en corazón de su esposo.

El padre de Lilia actualmente tiene diabetes, "Don Alfre" (el esposo de "Doña Lidia", amiga de mis papás y amigo de ellos también) también es diabético, mi tía idem.

La cosa con Don Alfre inició por una caída, se lastimó la columna y lo operaron, después tuvo una infección, un paro respiratorio y muerte cerebral. Hace poco Lilia me dijo de su papá y no puedo contestarle nada acerca de eso, pues en este año, sobretodo, he visto cómo la gente muere por algo que no debía ser mayor, pero esta enfermedad complica todo. No he visto a mi tía desde hace un mes, imagino que no ha habido cambios, pero eso también es lamentable, vivir así tanto tiempo, la última vez estaba a punto de un como diabético, según creo, porque no podía despertar.

Les dejo algo sobre esta enfermedad, sé que todos saben de ella, porque en nuestra sociedad es lamentablemente muy popular. Hace mucho tiempo una compañera de la escuela platicaba que ella quería hacer investigación acerca de diabetes... ahora comprendo por qué.

De wikipedia:

La diabetes mellitus no es una patología única sino un síndrome, por lo cual esta denominación incluye hoy en día a su vez, a varios tipos de afecciones diferentes pero con una característica común: la hiperglucemia y sus consecuencias. Hay cuatro clases de diabetes mellitus:

  • la diabetes mellitus tipo 1: causada por la destrucción de las células Beta del Pancreas que conlleva, usualmente, a una deficiencia total de insulina (antes llamada insulinodependiente o diabetes juvenil)
  • la diabetes mellitus tipo 2: causada por resistencia a la insulina, con disminución de la producción o alteración en la secreción de la misma (antes llamada no insulinodependiente, generalmente iniciada en la adultez)
  • la diabetes mellitus gestacional (un tipo desarrollado durante el embarazo)
  • otros tipos de diabetes mellitus (desarrollados en el contexto de otras enfermedades o trastornos que se asocian a la diabetes mellitus).

De la revista ¿Cómo ves?, hay muy buenos reportajes, uno que leí recientemente es sobre el azúcar y si quieren leerlo todo pueden hacerlo aquí, si no, lean este pedacito que es muy interesante:

La diabetes tipo II (veáse ¿Cómo ves? No. 107) se produce cuando el cuerpo no puede producir insulina o las células no la reconocen. Entre otros factores, incluido el genético, es probable que esta enfermedad surja de mantener al páncreas en permanente estimulación para que produzca insulina a fin de que el cuerpo pueda lidiar con el alto consumo de azúcar. Por otro lado hay una evidente relación entre azúcar y diabetes, debido sencillamente a que, como consecuencia de esta enfermedad, se acumula glucosa en la sangre. Dada esta relación, es natural asociar el consumo de azúcar tanto con la aparición de la enfermedad como con sus consecuencias: fallas renales, cataratas y endurecimiento de las arterias. Pese a todo, consumir azúcar no es suficiente para desarrollar diabetes, e incluso un diabético insulinodependiente puede tolerarla en su dieta. Los niveles de azúcar en la sangre requeridos para producir efectos como los mencionados son de tres a cuatro veces los niveles normales en un individuo saludable, que se ubican entre 0.8 y 1.1 gramos de glucosa en cada litro de sangre (80 y 110 mg/dL). Todo esto sugiere que, si bien consumir azúcar no conduce automáticamente a la diabetes, beber refrescos de manera regular aumenta el riesgo de padecerla. Pero también sugiere que este riesgo depende igualmente del estilo de vida, la dieta y el peso del individuo, y sus antecedentes familiares.

Sé por experiencia propia, que muchas veces es difícil cuidarse en el comer, a mí me cuesta mucho trabajo, pero cada día debo de pensar qué es lo que le estoy provocando a mi cuerpo. Definitivamente no quiero terminar tirada en una cama debido a que no supe comer.


3 comentários:

El Diez disse...

Orale, que bien que hables un poco más del tema, es interesante saber un poc más sobre este tipo de enfermedades...Qeu triste que tus conocidos la padezcan.

La maldita disse...

Tocas un tema al cual le he dedicado desvelos y conteos estadísticos.

Una amiga mía está haciendo su Tesis para graduarse de su especialidad, Medicina Familiar. Un día me pidió ayuda para que le corrigiera ortografía, redacción, orden en su investigación y demás cosas. Total, me pareció muy interesante porque se llama Resistencia psicológica a la insulina y trata principalmente de todos aquellos mitos y creencias de la gente que provocan que se niegue a recibir la insulina como tratamiento. Descubrí que incluso yo tenía creencias erróneas alrededor de dicha sustancia. En fin, ya platicaremos más.

Ruvy May disse...

PUES YA TIENES EL LIBRO PARA CUIDARTE DE LA DIABETES... A VER CUÁNDO LE HACES CASO...