sexta-feira, dezembro 01, 2006

¿Qué pasa?

.

Ya me hartan los chats. A veces creo que estoy contestando una formita, como las hojas esas de solicitud de empleo que, según yo, no sirven para nada.



Siempre me dicen que parezco maestra porque les pregunto si no saben escribir o si no saben utilizar los signos de interrogación. A veces me molestan tanto que no respondo si no formulan bien la pregunta (jajaja, ríanse y búrlense de mí :P ) Siempre escriben cosas así: de donde, edad, h o m. Claro, sin ¿?, y eso me requetechoca. A veces dicen "hola damita" y con esas frases a veces me muero de la risa, otras me da coraje, otras pena ajena. Total que la cosa se vuelve bastante absurda, si antes se me hacía dificilísimo encontrar gente interesante, ahora parece que no hay nadie con esas características.


¿Qué tal la gente que inicia con los chats? ¿Se decepcionará? ¿Creerá que esa forma de expresarse es la única que existe? ¿Nunca encontrará un chat temático? Pos quién sabe, se me hace que lo de ahora son los blogs. He intentado animar a un amigo a que escriba un blog, pero la piensa mucho y no se anima, incluso le dí mi clave para que escribiera en el mío pero creo que ya la olvidó... ah, y ya la cambié, también :D (Ni modo Chris, si te animas nomás me avisas) Pero ayer ayudé a una "iniciación" involuntaria a la vida de los chats y me percaté de que ese "formulario" que tanto me molesta llenar es parte de la dinámica de la comunicación virtual, de la forma "directa" de conocerse. Les cuento.


Ayer estuve cuidando a mi chiquis. Por la tarde ella veía sus caricaturas del 11 y después subió a verme, yo estaba entradísima platicando con un amigo por la red. Comenzó a dibujar y después me pedía que pusiera algunas caritas en la conversación, después la cámara, se volvía loca moviéndose y sabiendo que la veían. Como quería preguntar todo mejor le puse el micrófono. Hizo todo tipo de preguntas ¿Cómo te llamas? ¿Dónde vives? ¿Tienes un perro, sobrinos, hijos? ¿Estas casado?... y justo ahí, justo ahí fue que la puerca torció el rabo (o que le salió el cobre a la peque).


Amigo: No, no estoy casado.

Yo: Dice que no está casado

Sobris: ¿Por qué no estás casado?

Amigo escribe: Porque soy gay.

Yo: Dice que porque es gay.

Sobris: ¿Qué es gay, tía?

Amigo: ¿por qué se lo leíste?

Yo: Es un hombre al que le gustan los hombres.

Sobris: Pues que se case con un hombre.


Las conclusión de esto: mi sobrina es más liberal y exhibicionista de lo que pensé.

Ah, y mi amigo no es gay, sólo estaba jugando ;)


---------------

Me duele todo, no sé si es por la desvelada, porque ayer fui a caminar y medio troté (aunque parece que hubiera corrido dos horas seguidas) o porque me caí... no creo que sea por eso, mi sobrino amortiguó la caída jajaja, pobrecito, me cargó, como siempre me lastima quise escaparme y en uno de esos intentos toqué la pared con mis pies, me impulsé para atrás y así lo tiré, no sé si se lastimó muy feo, espero que no... pero ¡¡ah, qué acolchonadito está mi sobrino consentido!!


P.D. Una disculpa, ayer anduve revisando unos posts del año pasado y me di cuenta de que parezco disco rayado :(.

4 comentários:

Dereck Ashtart disse...

hola, si ya no te gustan los chats ps no entres y ya, jajaja, broma.

No, la neta a mi tampoko me gustan, pero antes era adicto, ahora ya se me kito y la neta simpre pregutaba por "chikas interesantes" y pokas me respondian, pero puedo decirte ke mis mejores amigas las he encontrado en un chat, son dos y ahora soy parte de mi vida, las kiero mucho.

Bueno, eso es todo, saludos, ke estes bien.

yaoteka disse...

Si, a mi la verdad ya me dan flojera los chats. Prefiero escribir en mi blog para ver si alguien me lee y visitar a los que me caen bien. :)

Y es del nabo cuando uno queda dolorido al día siguiente después de hacer ejercicio. Mi recomendación: sigue con esa costumbre y pronto tu cuerpo se acostumbrará.

Saludos, solita.

Seis Gatos disse...

Las cucarañas entienden la necesidad de aclararse, escribiendo algo; para de ese modo, sentirte cada vez menos un disco rayado.

Pues sí, existimos. Y vivimos en Lima. Somos seis, como duendes ciudando nuestro depa ^-^ y haciendo otras travesuras.

Las aventuras tampoco faltan.

Lili Evil disse...

Ojalá nunca me toque trotar contigo porque creo que voy a salir lastimada.