quinta-feira, outubro 19, 2006

Insomnio

.
En algunas ocasiones no quiero ir a mi cama porque no me duermo de inmediato, porque comienzo a pensar en cosas no tan agradables y a entristecerme. Muchas veces termino llorando.

Ahora no estoy a punto de ir a dormir y sin embargo estoy muy triste. Y además de todo me ganan en el literati, no es tan malo, malo sería que fuera ganando y abandonaran el juego.

No hay nadie con quién platicar esta noche (otra vez). Vi una película no mala, pero sí vieja, y las pelis viejas no me gustan (aunque le parta el corazón a Lili) así que me dormí un rato en el cine.

Me acordé de la "receta" que me pasaron hace tiempo para esas noches en que no quiero pensar en nada, y es recordar qué estaba haciendo justo hace un año, repasar lo que recuerde, y si no me quedé dormida, entonces pensar en lo que hice hace un mes y si no, lo que hice hoy, para esas alturas ya debería estar dormida. Da buen resultado (no mejor que tomar de aquellos tés, pero bueno, eso fue en otra época, ya no).

No recomiendo esta técnica cuando uno no está en la cama con la intensión de dormir, pues hace un rato, comencé a recordar que hace un año conocí a gente nueva en el msn, con quienes ahora ya no converso y me dió nostalgia, porque las cosas acaban siempre. También recordé que hace casi un año decidí y comencé a olvidarme de alguien, nomás que no se pudo.

A veces saber que no recibiré nada es muy feo, sería mejor tener una promesa y que no se cumpliera, porque así iría decepcionándome de esa persona y olvidarla. Pero no hay promesas ni nada, las cosas sólo son, sin promesas, ni compromisos, sin te quieros de por medio.

1 comentário:

Alonso 6665 disse...

El insomnio es la peor parte de mi existencia, y el problema no es el no dormir en varios dias, el problema es el que no puedo dejar de pensar, el dolor aumenta y la soledad se acentua.