segunda-feira, maio 15, 2006

Mi sombrero y mi rebozo, por favor

"Mi sombrero, mi rebozo y dos piedras, por favor" o "la falta de costumbre de salir de mi rancho"

El sábado se celebraron las bodas de oro de mis tíos (¿no debería ser "la boda de oro"?). Mis primos vinieron a invitarnos hace algunas semanas, así que, ante tanta amabilidad e insistencia, tuvimos que ir... y cada quien como pudo.

¿Cómo me iría? Después de insistir en que pasaran por mí al trabajo, mi apás dijeron NO, no pasarían por mí ni me esperarían en la casa, porque les quitaría mucho tiempo, y la verdad es que desde la casa les quedaba más cerca... mi hermana iría con unos amigos, pero no estaba segura, mi otra hermana decidió irse desde temprano, así que mejor le llamé y le pregunté cómo llegar... total, he recorrido el país sola y sin saber en dónde ando.

Las instrucciones eran: Te bajas en el hotel fulanito (se escuchó música de elevador en mi cerebro cuando me dieron el nombre del hotel) y de ahí cruzas los campos, ahí es... Caray!!! si mi rancho es la ciudad más grande del mundo ¿cómo no iba a llegar? Le dije a mi sobrino, dejas tu tel prendido, porque cuando llegue les llamo para saber dónde andan. OK

En el trabajo ¿y tú qué te traes, por qué vienes así? Ah, es que vas a ir a una fiesta no?// Te quedarás en la tarde?... ah, que vas a la fiesta. Bueno, nos vemos. Te vas con cuidado, porque hay muchos secuestros... yo pensando ¿quién me va a secuestrar a mí??? jajajajaja.

Llegué a la terminal de autobuses... rapidísimo. Yo no sabía dónde se compraban los boletos porque tenía años y felices días que no iba por ahí, siempre me llevan en coche :D... pero me acuerdo que los comprábamos por allá... dando vuelta a la izquierda, llego al final y pregunto. Si va para Lerma es del otro lado. Dele la vuelta a la terminal. Por fin los tengo. Vamos tres personas en el autobús. Se llena a más no poder en el Yaqui. La señora que iba desde el inicio se bajaría en Lerma... y es que yo nunca me he bajado en Lerma. Así que cuando escuché que se bajaba me levanté, pero no era ella, al final un señor muy amable me dijo, pero si no va hasta Lerma mejor bájese aquí. Me bajé en el hotel, cuyo nombre no me acordaba, pero estaba segura que era ese. Estaba lloviendo ¿y los campos de fut bol?... No se veían. Bueno, llamo al tel de mi sobrino, de mi hermana, de mi sobrina, de mi cuñado... ¿Nadie tiene ni un peso en el cel???? Llamo a mis primos y nada, pos no estaban en sus casas, si no en la fiesta.

Buscando. ¿Dónde están los campos de fut bol? ¿Para dónde va? No sé, pero es cruzando los campos. Los únicos que hay están medio lejos, váyase en taxi. ¿Para dónde va? No sé, pero no trae la dirección? No, no sé a dónde voy. La dejo aquí, ahí están unos campos. Cruzo lo campos y ahí no hay nada, y comienzo a recordar. Hay un outlet. Éstán a orilla de carretera. Entonces, con mi pensamiento lógico deduzco que por ahí no es, pero para corroborar, voy a la siguiente población, un taxista me lleva y me dice que ahí ya no es Lerma, y que sí hay otros campos por las plazas, que mejor me regrese al hotel. Tomo otro taxi de regreso y ese señor insiste ¿tiene la dirección, en dónde le dijeron?... jajaja y yo no supe. NO sé a dónde voy, señor, si supiera, ya hubiera llegado. Llámeles por tel. No me contestan, o si no, ya hubiera llegado...

Más largo no puedo hacerlo, al final, el señor se bajó a preguntar, con las únicos referencias que llevaba y sí, como me había dicho este muchacho, por las plazas había unos campos, muy cerca del hotel y me pude ir caminando. Pero... qué gente tan desinformada, que no sabe cuántos campos de futbol hay cerca de donde están parados!!!! Je... la fiesta se veía desde lejos, y le dije al taxista, ahí es. ¿Cómo sabe?... porque está cerca de la carretera, pasando los campos y mis primos viven ahí (nunca había ido a su casa) ¿Y cómo se apellida su familia? ¿Creen que no sabía???... pues no me crean tan burra!!!! sí sabía y quedó confirmado. Había llegado a la fiesta.

Por eso, mejor salgo de mi rancho sin rumbo fijo, así siempre llego a donde voy.

¡¡Ah!! Las piedras eran para espantar a un perro que me veía medio feo.

4 comentários:

Lili Evil disse...

Así andaba yo un día. Le pedí a una amiga que me llevara a cierto lugar por la carretera a Laredo. Según yo sí sabía en dónde era por eso no me llevé el croquis pero nada qué ver, perdimos como hora y media dando vueltas y vueltas, lo bueno es que ella casi nunca se enoja porque si no... segurito que me hubiera golpeado.

Asmodeous disse...

A mi eso si no me puede pasar. Siempre que voy a un lugar incierto veo mapas, pido indicaciones y apunto direcciones y teléfonos... Será que me da miedo no llegar. ¿Y que tal estuvo la fiesta? ¿valió la pena la perdida?

Asmodeous disse...

PD: Se ve bonita su nueva plantilla.

Sola en el universo. disse...

Pues a mí se me hizo todo tan fácil, que en realidad lo era, que no creí necesitar más. Mi apá me dijo "todo porque cuando yo te quise explicar dijiste que no querías"...

La plantilla tiene que ser como su dueña... bonita.