domingo, março 05, 2006

Lo prometido es deuda 2.

Aquí los dos sobrinos consentidos con su pastel, planeando cómo le soplarán, morderán y lo repartirán. Nótese el detalle de la vela, representa los 15 años del sobrino.


Acá mostrando nuestros cachetes... por eso somos la tía y los sobrinos más parecidos del mundo. El sobrino no necesita inflarlos.


Acá el baile, "vals" podría decirse, pues no podía faltar.

1 comentário:

Lili Evil disse...

Sobre los cachetes no puedo criticar porque yo estoy igual, así estoy en estado natural.